Nunca le digo a la gente que empiece la practica sentándose. Empieza por donde el comienzo sea fácil. De otro modo, empezaras a sentir muchas cosas innecesariamente, cosas que no existen. Si empiezas sentándote sentirás muchas molestias dentro de ti. Cuanto más lo intentes, más incómodo te sentirás. Así solo te percataras de tu mente insana, nada más. Esto te deprimirá, te sentirás frustrado, en vez de dichoso. Empezaras a sentir que estás loco (…)

Yo parto desde tu locura, no desde la postura sentada. Si bailas locamente, en tu interior se produce lo contrario: con un baile frenético empiezas a ser consciente de un punto silencioso dentro de ti. Por el contrario, al estar sentado en silencio, comienzas a ser consciente de tu demencia, el objeto de la consciencia es siempre lo opuesto.

Poniéndote a bailar frenéticamente, caóticamente, o cuando lloras, con la respiración entrecortada, permito tu locura. Entonces comienzas a ser consciente de un sutil punto profundo en tu interior que está en silencio, en calma, en contraste con la locura de la periferia. Te sentirás muy dichoso, en tu centro hay un silencio interior. Pero si simplemente te sientas, encuentras la locura en tu interior. Estás en silencio en el exterior, pero en el interior estás como loco.

Te irá mejor si empiezas con una actividad, con algo positivo, vivo, en movimiento. Entonces empezaras a sentir que crece una quietud interior. Cuanto más crezca, más fácil te será estar sentado o tumbado, más fácil resultara la meditación en silencio.

Osho- libro Meditación, la primera y última libertad

Las Meditaciones Activas, diseñadas por el maestro indio Osho, surgen de la necesidad de generar prácticas meditativas específicas para las personas de este siglo, con cualidades y atributos diferentes, e insertos un mundo cambiante, activo y con exceso de estímulos. Se basa en la comprensión de que debido a lo anterior, no podemos simplemente sentarnos y permanecer en silencio como los antiguos meditadores.

Cada meditación está compuesta por fases, las que comienzan con movimientos físicos, tales como bailar, sacudirse, realizar sonidos, tipos de respiración específicos, o determinados movimientos, entre otros. Estas fases activas dan pie para que en las últimas fases, la meditación propiamente tal pueda ocurrir, permitiéndonos permanecer como observadores presentes de nuestras sensaciones corporales, sentimientos y pensamientos.

Este tipo de meditaciones están diseñadas para liberar el estrés acumulado en el cuerpo y la mente, tensiones que bloquean el flujo natural de nuestra vitalidad. Por lo que entre sus beneficios encontramos:

  • Disminución de estrés, ansiedad, y tensiones musculares
  • Aumento de la consciencia de nuestro propio cuerpo, sensaciones y emociones
  • Mayor vitalidad, flexibilidad y creatividad disponible en nuestro diario vivir.

No requieres de experiencia previa, edad, estado físico, ni confirmar asistencia… Simplemente tráete a ti y a tus ganas de conectarte contigo mismo y pasar un buen rato.

¡¡¡TE ESPERAMOS!!!

Síguenos en Facebook: Meditaciones OSHO en Santiago de Chile
Dudas y consultas: Francoise +56 9 88996232 - centroexperiencial@gmail.com

Lunes y Viernes 20:00 hrs.
Leonardo Da Vinci 6830-A. La Reina. Santiago de Chile.