“Mi experiencia en el taller Volviendo a la Fuente ha sido increíble. La verdad es que más que amigos, siento que me ha acogido una familia, la cual me ha enseñado a quererme y aceptarme tal cual soy. Personalmente me siento afortunado, ya que entre al centro en busca de afecto más que nada, y encontré una pareja, encontré amor. La entrega de la gente que trabaja con nosotros es incondicional, es de corazón, más que profesionales son hermosas personas, realmente se siente el apoyo desinteresado, tan solo por que me quieren y aceptan tal cual soy.”

Francisco Villarreal.
Estudiante Ingeniería en Sonido

“Yo entre al taller en un momento de mi vida en que estaba buscando urgentemente un cierre de mi duelo afectivo. Ya había intentado con psicoterapia individual y el avance era muy lento. Al llegar al taller me di cuenta que podía ser el camino correcto para aliviarme de mi dolor. Desde el primer día me di cuenta de la experiencia del facilitador y la calidez de todo el equipo. Ahora que ya llevo 5 meses puedo decir que fue la mejor decisión, pues no solo cerré mi duelo, sino también estoy solucionando otras cosas que estaban muy guardadas y que me dañaban en la actualidad. Ahora siento que tespo más herramientas para mi profesión y también para mi vida personal. El taller se transformo en mi segundo hogar.”

Elsa Saldias Carvajal.
Psicologa, 30 años, separada con un hijo de tres años

“Entré al Taller Volviendo a la Fuente por una razón muy compleja y simple a la vez; no entendía el sentido de muchas cosas. Hacia lo que supuestamente debía de hacer para mi edad, en relación a lo que los otros esperaban de mi, y simplemente sentía que algo faltaba, y gran parte del tiempo. No es que fuera depresivo ni nada de eso, sentía que algo no estaba funcionando como debería, podía cumplir con lo que se me exigía externamente, pero había una parte mía, muy pequeña, que parecía estar gritando desde algún lugar de mi, y que claramente no estaba siendo atendida. El entrar a los talleres me brindó la posibilidad de ver en donde estaba parado, de ver cuales eran los supuestos, miedos, ideas y bastones con los cuales yo me movía en este mundo. En un principio no fue fácil, implicó encontrarme con mi propio infierno, aquellos aspectos negados por una vida entera…, y no fue fácil, creo que nunca lo será…, pero tiene su recompensa; la posibilidad de llorar, de reír, de danzar, de amar…, y de habitar el silencio. Básicamente la posibilidad de estar vivo, realmente vivo. Muchas gracias.”

Eduardo Tagle.
Estudiante 5to año de psicología. Universidad Central.

“Soy un médico gineco-obstetra y salubrista de 61 años(tenía 60 cuando hice el taller),y diría que razonablemente exitoso y conocido, con una buena vida familiar, profesional y de pareja. O sea una tentadora posición de echarse a dormir a la orilla del camino. Sin embargo, me es evidente que tenía deudas no resueltas con mi propia historia(¿alguien no?),-algunas tan antiguas como el útero de mi madre, que constituían un lastre -no muy claramente visualizado ni asumido- en la maravillosa aventura que es vivir plenamente a cualquier edad y expandir la conciencia tan ampliamente al universo como sea posible. Asumí el gran riesgo de enfrentar la tarea de “limpieza” con un grupo de personas desconocidas, casi todas las cuales (Vikrant incluido) podrían por edad ser hijos míos ( varios menores que mi hija menor de 24 años entonces), en un lugar y con técnicas por completo ajenas al mundo en que me muevo. Y no les cuento más. Sólo les digo que en ningún momento me arrepentí aunque muchas veces fue duro-o durísimo-,agotador, desconcertante…Recuerdo ese año como uno de los más importantes y plenos de mi vida que ,que ya no volverá nunca a ser igual;.en contacto de alma con personas que de otro modo nunca habría conocido, con sus vivencias, sus dolores, sus alegrías y esperanzas que tan iluminadoras fueron para mí. Con ellos hay un cercanía profunda y maravillosa que persiste aunque no nos veamos ni hablemos con frecuencia. Una hermandad que sólo puede entender quién la ha vivido. ¿ Lo haría nuevamente si volviera a principios del 2004? Sí, de todas maneras.”

Pedro Escudero
Doctor Gineco- Obstetra. 61 años. Presidente Sociedad Gineco-Obstetricia. Ex director Clínica Tanbancura

“Recorriendo caminos, traspasando espejos, derribando y ocultando barreras … Llegué a un cálido espacio, en el cual me he reencontrado con muchas experiencias que no me imaginaba nunca que volverían a aparecer, quizás en cierta forma estaban bloqueadas, pero ahora están apareciendo; es algo positivo porque a medida que van apareciendo el miedo a enfrentarlas cada día disminuye mas, el atreverme a hacer las cosas desde el espacio en el que me encuentro sin tener represiones. Me he sentido miembro de el como una familia, un cálido hogar en el que semana a semana nos encontramos, nos reunimos desde nuestro mayor espacio de sensibilidad nos escuchamos, nos entregamos nuestro amor que siento que cada día crece mas. En los momentos en que he sentido que todo se derrumba, dentro de aquel lugar he encontrado el cable a tierra que me hace muchas veces despertar y darme cuenta, darme cuenta que muchas veces los seres humanos no nos atrevemos a movilizarnos por miedo a sentir un rechazo, por miedo a sentir que no nos quieren, miedo a que aparezcan cosas… pero he aprendido que no pasa nada, si nos atrevemos, no pasa nada terrible; no perdemos nada, solamente ganamos el exponernos desde nuestra máxima expresión y estar en el momento, estar abiertos a lo que vespa no mas. Siento que ya estoy en esto y lo que menos haría es irme, talvez al comienzo… cuando el piso comenzaba a moverse, se me paso una leve idea de que talvez retirándome iba a sentir menos dolor, pero este pensamiento no duro mas que horas ya que es increíble el espacio que significa el estar ahí y esperar los días miércoles como MI día, como el día que muchas veces he temido llegar pero mis energías se movilizan siempre hacia allá.. Estoy feliz de compartir ese espacio con personitas tan bellas, personas las cuales forman a ser parte de una familia, mucho apoyo, entrega y sobre todo, mucho amor…. Muchas gracias por la entrega que semana a semana, minuto a minuto, segundo a segundo , ha estado ahí presente. Siento que emprendí el viaje mas lindo que he hecho alguna vez en mis cortos años, un viaje hacia la aceptación, apertura, un viaje hacia mi misma. Un viaje hacia el espacio que es una caja de sorpresas que a diario me alimenta mas, un viaje hacia lo impredecible y hacia el amor…. Los quiero mucho y muchas gracias por haber aparecido en mi vida……. “

Daniela Mundy,
Estudiante de Psicología Universidad Sek.

“El taller ha sido para mi la experiencia mas transformadora de mi vida y lo ha sido en un sentido tan amplio, que no es explicable en lespuaje. Podría decir que para mi ha tenido que ver con una re-educación, con una limpieza con un re-conocerme con ojos nuevos, con una nueva forma de relacionarme, con volver a disfrutar, con volver a sentir, con darme cuenta; me ha ayudado a develar mis fantasmas y encontrar coraje en mí. Este camino no ha sido siempre el mas fácil pero si el mas real donde siempre me he sentido en el mas contenedor y amoroso de los espacios ;donde la magia existe, aquí y ahora.”

Dagmar Motto
32 años. Dueña de casa, Profesora de Yoga y ex azafata.

“Para mi, la experiencia en el taller ha sido vital en el sentido de explorar zonas de mi mi mismo a las que les había dado la espalda hasta ahora, ya sea por mantener una especie de imagen o por cumplir mandatos que no eran míos. El ver estos bloqueos y atravesarlos ha significado acceder a energías que siento, me estaban esperando para ser utilizadas en favor de mi potencial verdadero. Ni más ni menos.”

Cristóbal Mancilla Gewölb.
32 años. Publicista-Director creativo. Músico.

“Estoy en el taller hace cuatro meses, en los cuales el trabajo terapéutico que hemos realizado y los cambios que he experimentado hasta el momento, han sido más profundos, que en todos los años que he estado trabajándome con otros terapeutas. Esto ha sido gracias a la intensidad y calidad de este, en donde he podido trabajar de verdad aspectos que estaban muy escondidos y bien “protegidos”. El hecho de que sea un trabajo grupal ha colaborado al que mantener mis “máscaras” sea algo muy difícil, lo que ha abierto una verdadera puerta hacia mi propia honestidad y realidad, lo que son valores básicos de este taller. He aprendido a aceptar aquellos aspectos que no me atrevía ni mirar y por ende el vivir más integrado y libre. También me ha incentivado el amor por conocerme a mí, al resto y sobretodo las trampas que mi propia mente me pone para no permitirme ser feliz, lo que está absolutamente en mi responsabilidad y decisión. También me gustaría agradecer al terapeuta de lujo que es Vikrant y la entrega, profesionalismo y amor con que trabaja junto a su equipo.”

Álvaro Pérez Pooly.
24 años. Estudiante de Psicología . Universidad del Desarrollo

“Para mí el espacio de taller ha sido una instancia donde puedo dejarme ir en mis emociones o en lo que sea que esté ocurriendo en el aquí y en el ahora. Aceptación de lo que me sucede, entendimiento a través del proceso grupal donde los demás son un espejo y donde me puedo dar permiso y placer de ser quién soy sin caretas, con honestidad, sin el juego social que existe afuera. Grandes momentos de expansión, profundidad y auto-descubrimiento del potencial que existe en mí para vivir al máximo la vida, tanto en los momentos mas claros como en los más oscuros: dentro de una contención amorosa grupal que rara vez he encontrado afuera…..En fin, una experiencia transformadora a todo nivel, he vivido el proceso dos veces y siempre hay algo para mí….y para cualquiera que quiera indagar en su búsqueda por saber quién realmente es.”

Ma Vimal Heera (Carolina Blanche),
29 años. Instructora de meditación. Corredora de propiedades. Masajista masaje tailandés y terapéutico

“La comprensión de mi mundo personal a través de la teorización de los eventos y el desconocimiento y negación de mis emociones, fueron las principales razones que me motivaron a emprender este maravilloso viaje al centro de “mi mismo”. Este taller me ha entregado una experiencia única en mi vida, he experimentado el ser verdaderamente autentico conmigo mismo, el amor y la belleza que somos capaces de entregar y también recibir como seres humanos. Este viaje maravilloso por el cual este equipo nos ha conducido, me ha permitido comprenderme poco a poco cada día mas, a mi mismo y a mi entorno, pero principalmente me ha regalado y entregado de vuelta los simple que es vivir relacionado a nuestro ser mas básico pero también mas negado..”La belleza de sentir”. “

Jose Castillo L.
Economista y consultor empresarial.

“Encontrar un lugar en donde existe honestidad había sido algo esquivo en mi vida. Cada vez que profundizaba un poco chocaba con las máscaras, el doble estándar y la poca consecuencia. Descubrirlo fue por un lado algo maravilloso, pero por otro, ha sido un tanto duro debido a que tiene sus costos: descubrir mi propia deshonestidad. Mi concepción de la realidad absolutamente inventada se transforman en enormes barreras, mis máscaras y poca consecuencia no tenían ninguna diferencia respecto a la de los que criticaba. Comprendí que muchas de las cosas que había buscado no las había encontrado porque era incapaz de verlas y están aquí. Encontrarse con esto no ha sido fácil porque comienzas a comprender la forma en que vives y que el único responsable eres tú. Frente tuyo esta nada menos que tú mismo, tu propia creación y no tan sólo las partes que conocías, sino también y en su gran mayoría, las desconocidas. Este proceso no es nada fácil porque comienza a caerse todo lo que no es real y la única constante es el miedo. Aquí es donde aparece algo que no sé que nombre ponerle pero que te insta a seguir y si bien, en momentos ese miedo parece inmanejable, en lo más profundo de ti sabes que debes continuar porque cada paso entrega una satisfacción diferente, totalmente desconocida y con una profundidad que nunca creí que podía existir. Es algo completamente nuevo para mí, que había buscado desde que tespo consciencia y que ahora siento que lo he encontrado, lo cual no significa que sea parte de mí, simplemente ahora comprendo que la dirección es la correcta y que hay que seguir caminando. El taller se transforma en el espacio de absoluta honestidad en donde te entregan el apoyo y las herramientas para seguir esta aventura. Es un aprender y crecer desde cero con la experiencia de una vida en la cual conociste lo que tú no eras para comenzar a descubrir lo que eres. Sentir que existe es como aprender a caminar de la mano de alguien que esta ahí para volver a pararte cuando caigas, sin condiciones y mucho amor, hasta que logres hacerlo por ti mismo.”

Silvio García S.
Ingeniero Civil Industrial en Tecnologías de la Información

“Hace algunos minutos estuve afuera de mi casa, solo, contemplando la naturaleza, disfrutando de la piscina y del viento de la tarde calurosa, después de varias acontecimientos que me han ocurrido, de repente, pensando, me invadió una mezcla de sentimientos, pena, alegría, ganas de gritar, sentimiento de agradecimiento, etc. Fue un momento del presente, de estar con todo lo que soy y todo lo que me rodea, agradecido de estar en esos momentos ahí. Simplemente me emocionaba mucho el hecho de sentirme vivo, de sentir mis emociones, de expansión hacia afuera…
Durante todo el tiempo he pensando en lo ha sido para mi la experiencia del taller, y me siento demasiado afortunado de haber recorrido una experiencia así, no solo por haberla pasado, sino porque ahora se ha convertido en el camino que quiero seguir mi vida…
A cada momento, me doy cuenta que quiero estar mas cerca de un espacio de crecimiento y desarrollo, y construirlo para mí…..
Quería compartir esto contigo Vik, como una forma de agradecimiento de ayudarme a permitirme mirarme y encaminarme hacia lo que realmente me hace sentirme vivo……Gracias por entregarme el espacio para encontrarme conmigo mismo….”

Felipe Tapia. Psicólogo clínico

“Para mi el taller fue volver a actualizar y conectarme con áreas de mis emociones mas bloqueadas como la rabia, además aprender a poner los limites; entre otras cosas; y sobre todo volver a encontrarme con las emociones que siempre tiendo a reprimir, como por ejemplo la risa, reírme de mi mismo de mis neurosis y locura, dejar de ser tan exigente y tan solo dejarme fluir con lo que suceda a mi alrededor, aceptando todo lo que suceda, pues yo mismo lo fabrico día-día. Por otra parte entre por cuarta vez al taller, por que es uno de los trabajos y espacios, que mas me conectan con mi estructura, sentimientos y por el trabajo que se logra de compartir en grupo, Y CRECER, sabiendo que es un espacio donde con mucho amor nos cuidan, nos abrigan y nos acompañan en un viaje de una verdadera exploración de nuestros seres, un viaje de conocernos, aceptarnos y aprender amarnos por sobre todo.”

“Una de mis experiencias en este cuarto taller fue aprender a perder el miedo, a ser tal como soy, dejar de exigirme y aceptar que a veces tengo miedo, a veces rabia y muchas veces ALEGRÍA, saber que para cambiar tengo que trabajar, moverme e ir en busca de lo que realmente necesito honestamente, además reconocer que tal como soy – Soy Hermoso, te quiero nijen.

“El taller volviendo a la fuente es para mi uno de los trabajos con el cual he crecido y aprendido a soltar mis neurosis, donde aprendí a estar en el presente, dejar de luchar con mi mente, aprendí que es natural tener miedo, rabia, pena y aprendí a expresar mis emociones y además aceptarme tal como soy. Siempre me quedo con una sensación de que volveré a realizar otro taller, creo que cada taller para mi es volver a desarrollar nuevas áreas de mi potencial, volver a encontrarme con mis rollos y aceptarlos, para que ya no sean una carga en mi vida, volver a encontrarse con personas que están en un camino de crecimiento personal, como todo el hermoso grupo de este año 2008 los quiero a todos.”

“Gracias a todo el centro experiencias por el hermoso trabajo que realizan, gracias Vikrant por ser realmente un profesional y por tu dedicación incondicional al desarrollo humano, gracias a todos los que me empujaron a conocerlos, a ti vimal te llevo en mi corazón, te quiere nijen, gracias nacho por tu alegría y amistad, besos para todos.”

Swami Bodhi Nijen. Paisajista, instructor meditación.

“Encontré al final de este camino alegría, mucha alegría, aprendí a ser mas amorosa conmigo, aprendí a disfrutar el presente, la grata sensación de confiar en las personas disfrutando con ellas espacios simples y profundos, aprendí a ser mas honesta conmigo, a ir por lo que necesito, a no pelear con mis emociones dejando que me habiten, aprendí a reconocer que existe un puente mediante el cual me puedo encontrar con una sensación profunda de paz. Encontré muchas herramientas que me permiten vivir más amorosamente con mi entorno, encontré un grupo de personas maravillosas, cuyo esfuerzo por mantenerse despiertos me invita e inspira a seguir este camino. Me llevo conmigo la profunda sensación del comienzo de un estado maravilloso que no tiene otra motivación que vivir amorosa y alegremente mi vida. Me llevo recuerdos, sonrisas, miradas y todo el cariño del equipo y de mis compañeros.
Los quiero mucho.”

Rosita Varela. Dueña de Casa.

“Entré al taller un poco intentando escapar de mi cabeza parlanchina y conectarme con mi cuerpo y mi energía vital que andaba un por los suelos. Encontré un grupo de personas lindas, que me permitieron ver mas allá de lo que quería y así volver a volar…. En un mundo donde la soledad se apodera cada vez más de nuestra individualidad volví a entender la importancia de la mano amiga. El espacio de amistad profunda y de auto observación que logre en estos meses ha sido para mi un volver a nacer y también, porque no, recaer en el compañerismo y alegría pura, riéndome de mi misma y no tomándome tan en serio… todo esta bien!!”

Paola Rodríguez
Médico familiar.

Todo lo que vivi y senti en tu talller fue decisivo para poder tomar las riendas de mi vida y volar alto. Si no lo hubiera hecho, seguiría casada, amargada, seca como una pasa y haciendo 20 años de terapia como el comun de las personas.HORROR
Vik eres un ser maravilloso, me encanta que existas y muchas gracias por tu amor, tus abrazos, tu mirada y tus palabras. te quiero mucho.

Lorena Vasquez
Diseñadora y Profesora de Yoga

“Mi nombre es Santiago Marín, tengo 36 y soy Ingeniero Civil. El taller me sirvió para ser más natural, mas verdadero, a sensibilizarme, a dejarme guiar por lo que quiero y no tanto por la mente, a bajar los escudos, a autovalorarme, a eliminar absurdas barreras, a ganar destreza social, a ganarme a la gente con la que quiero estar (consecuencia de lo anterior), etc. Como resultado, ahora vivo una vida más plena, más intensa, lo cual me a traído inmensas gratificaciones!! Y cuando tengo algún conflicto, siempre tengo el apoyo de alguien del taller, por lo que puedo salir del conflicto más fácilmente.

SIMPLEMENTE TÓMENLO, NO SE ARREPENTIRÁN!!”

Santiago Marín

Ingresé al Taller intentando no hacerme expectativas. Viví cada sesión al máximo de mis posibilidades y conforme avanzaba el tiempo, fui descubriendo aspectos de mi que no conocía. Sentí tantas emociones, temor, rabia, pena, etc. pero siempre hubo alguien que contenía y se preocupaba de mi proceso. Sentí el amor, el apoyo, la comprensión, de quienes dirigen el Taller y al finalizar sólo puedo felicitarme por haber participado en él.
Me siento viva y con energías para aceptar nuevos desafíos. Este año fue fantástico gracias al Taller!

Luz Gómez
56 años
Secretaria