La locura new age o como ser feliz sin hacer nada al respecto

9 diciembre, 2005

La visión New Age para el desarrollo de la consciencia se ha convertido en un negocio multimillonario que pretende satisfacer cualquier tipo de búsqueda espiritual, excepto quizás la única cosa que realmente importa-la transformación de la consciencia.

Si has estado en coma por los últimos diez años puede que no sepas que la extraña y maravillosa moda de la era “New Age” ha llegado para quedarse.

Cuando y donde apareció la era de acuario de debatible, pero es un hecho comercialmente verificable que se encuentra viva y sana y está creciendo más y más con cada abducción extraterrestre.

Esta creció desde su niñez en los comienzos del movimiento contracultural, de vuelta a la naturaleza, del idealismo hippie de los sesenta, a la pesadilla frankensteiniana de los noventa, mezclando y pegando pedazos de creencias teosóficas esotéricas, maquinas de alta tecnología para meditación, cristales de la Atlántida, grandiosas vidas pasadas, espíritus de la naturaleza y creencias en las hadas, obsesiones con la comida que no incluyen comida, profecías catastróficas, encuentros cercanos del tipo íntimo con extraterrestres, maestros ascendidos y entidades extra-galácticas canalizadas por ex vendedores de autos usados que con acento extranjero te prometen éxitos económicos en el mercado bursátil.

Seamos honestos, la “Nueva Era” tiene todo lo que siempre quisiste, y mucho, mucho más metido en una juguera espiritual y metamorfoseado en el puré cósmico de la religiosidad del siglo 21.

Lo que sea que esta es, se vende como pan caliente. Bantam Books, en Estados Unidos reporta que sus ventas de libros “New Age” han aumentado diez veces en la última década, el número de librerías dedicado a esta literatura se ha triplicado. Incluso libros de la nueva era como El Alquimista o la Novena Revelación se encuentran entre los más vendidos en nuestro país. Los cantos gregorianos se están vendiendo más que Madonna, los Beastie Boys incluyeron raps budistas en uno de sus últimos álbum, y Disneilandia ha construido un resort estilo new age en Orlando que ofrece a sus visitas “talleres de auto-descubrimiento y meditación”. Que podría ser más maravilloso en el camino para la autorrealización que tener al Pato Donald como compañero de búsqueda espiritual.

¿Te gustaría tener más dinero? ¿Un mapa a tu ángel guardián? No hay problema, porque existen cientos de avisos en revistas que van desde lo místico hasta al ratón Mickey. Como los que leí en una revista Norteamericana, y no lo estoy inventando: “Servicios para localizar a tu Ángel guardián”, “Como Usar una vela verde para ganar dinero”, “Ocupe la numerología para encontrar a su alma gemela”. Parece que aparte de unas pocas excepciones, el New Age se ha convertido en una masa informe de comercialismo destinada a llenar al yuppi estresado y a la dueña de casa aburrida con consolaciones esotéricas, afirmaciones y profecías canalizadas que le dicen que ellos son “dios” simplemente tal cual son.

Es la religión narcisista para la mente de “los pegados a la televisión” de la civilización occidental. Muchas de las experiencias que en el comienzo del movimiento espiritual de la contracultura representaron un quiebre de paradigma y una expansión de las fronteras de lo conocido creando un nuevo campo de exploración, investigación y entendimiento del ser humano y el universo en él cual está inserto, lamentablemente se han ido transformado en nuevas formas de evitarse encontrase honestamente con uno mismo, nuevos métodos de escape y auto-consolación. De esta manera la creencia en vidas pasadas se ha convertido en una manera de explicar y racionalizar cualquier comportamiento estúpido por el cual no nos queremos responsabilizar. De hecho resulta bastante sospechoso que las personas que se declaran “new age” siempre tuvieron vidas pasadas interesantes y nunca fueron una simple dueña de casa de la calera en una de estas vidas. Sino, por el contrario, algún famoso conquistador griego, o María Antonieta, Shakespeare o incluso Cleopatra, que curiosamente debe haber albergado a miles de almas en su cuerpo, pues casi dos tercios de las mujeres que dicen recordar una vida pasada, alguna vez fueron Cleopatra.

El Feng Shui se ha convertido en un método para terminar con la pobreza del mundo, simplemente poniendo una fuente de agua plástica en cada esquina de la abundancia de cualquier casa de una población callampa.

La astrología ya no es solamente una herramienta de auto-conocimiento sino un método científicamente probado para justificar cualquier cosa poco inteligente que alguna vez hayamos hecho, dando algún significado e importancia a la que de otra manera sería una existencia repetitiva y desordenadamente caótica.

El aura Soma es la transformación, psicoterapia en una botella. ¿Has sido sexualmente abusado, nunca te amaron, estás triste, sexualmente frustrado? Este increíble producto trae inmediata transformación simplemente comprando la botella.

Así mismo el Zen ha pasado de ser un poderoso método de meditación y desarrollo de la consciencia a un estilo minimalista de decoración interior.

El Tantra actualmente se refiere a cualquier método para aumentar la excitación sexual sin la necesidad de confrontar la culpa. Y por supuesto un muy buen tema de conversación para incluir en la primera cita.

Por último el Chamanismo, muchas veces ha llegado a ser una forma de re-apropiarse de los rituales de otras culturas, gibarizándolos hasta su mínima esencia: ingerir drogas.

La obsesión por encontrar respuestas absolutas que expliquen todo en términos de sí mismas nos ha llevado al supermercado de los mapas interiores. Con sólo leernos un libro podemos entender el orden oculto del universo y el ser humano. El Eneagrama nos ofrece sus nueve tipos basados en las fijaciones egóicas, la Antroposofía nos presenta con cuatro tipos de personalidades según las tareas en esta encarnación, la Bioenergética propone cinco tipos basados en las experiencias traumáticas de la niñez, el Ayurveda tres tipos basados según nuestro metabolismo, la Astrología 12 tipos basados en la posición de las estrellas y planetas al nacer, el horóscopo chino, lo mismo con representaciones de animales, el Calendario Maya lo mismo. El asunto no es que estos mapas psíquicos no nos sean útiles para aumentar la comprensión sobre nuestro funcionamiento interior. El punto es que la búsqueda por una forma absoluta para entendernos interiormente inevitablemente nos lleva a encasillarnos en cajas psicológicas, limitando nuestra capacidad para experimentar aspectos personales que puedan sorprendernos y sobre todo ser generadores de cambio y crecimiento.

La única cosa que realmente falta en el movimiento New Age es la simple inteligencia de separar la paja del polvo en su abundante cosecha esotérica. Porque el peligro de comprar en el supermercado New age reside en el hecho que se ha convertido en un salón de belleza cósmico para el buscador estancado donde se maquilla la avaricia como Motivación Divina y la rabia en Compasión Humana.

El peligro es que entre todos los eslóganes espirituales hay de hecho unas pocas perlas de sabiduría. Pero por cada rosa real, existen noventa y nueve plásticas, que se ven igual y cuestan menos, duran más y te prometen iluminación instantánea.

El problema con el movimiento new age, es que de nuevo (new) tiene muy poco. En general es un reciclaje de viejos sistemas de creencia, remozados y adornados para satisfacer la creciente demanda por una espiritualidad light. En donde no se requiera una profunda transformación interior y un abandono de las estructuras disfuncionales de nuestra psique, sino simplemente la idea de que todo es amor, dios está en todas partes y todos somos hermanos. El New Age ofrece una espiritualidad de lubricante, donde nadie se sienta amenazado en sus propias estructuras internas y se obtenga el aprecio social de estar haciendo algo in como Yoga o visualización creativa. Y de esta manera poder sentirse superior a la gente que no vive una vida “sana y espiritual”. El new age vende la idea de que hay algo allá afuera que va solucionar el problema, una técnica, un método, un mantra que va a hacer la pega por ti. Sin la necesidad de desestabilizar tu estatus quo personal.

Desafortunadamente, el camino sincero hacia la consciencia requiere coraje, integridad y poner toda tu vida en juego, en cambio la variedad “New Age” requiere visa, mastercard y destinar tres minutos al día cantando mantras bajo un tipee piramidal para lograr fortuna y encontrar al alma gemela. Después de todo, parece que la atracción del movimiento new age, como cualquier moda, es que la gente no está realmente interesada en lo real si las medias-verdades están disponibles, sin la necesidad de cambiar, o pasar por el dolor y con el suficiente glamour psíquico para sentirte mejor respecto de ti mismo, que el tipo que fuma en la mesa vecina.

Mi experiencia es que si alguien está honestamente interesado en su propia evolución, necesita empezar por cuestionar todos los sistemas de creencia que anda acarreando, sean estos, cristianos, musulmanes, existencialistas, new age o esotéricos y mirarse directamente al espejo, reconociendo que es lo que uno en realidad sabe, por experiencia directa, y que es solamente conocimientos prestados, o ideas a las cuales uno se ha adscrito para hacer la propia vida menos difícil.

El proceso de cambio interior no puede ser logrado simplemente con una re-definición del propio universo conceptual. Cambiar ideas en la mente no produce una profunda transformación. Sólo el poder de las experiencias directas tiene el potencial de ser generador de una profunda transformación de nuestra consciencia.

El crecimiento y desarrollo de nuestras potencialidades como seres humanos es nuestra realidad más profunda, es nuestro derecho de nacimiento. Esto no puede ser comprado. Lo que se requiere es generar espacios donde podamos movernos más allá de las trancas y bloqueos generados por nuestro proceso de condicionamiento cultural. Requerimos un proceso donde nos podamos sacudir del bagaje represivo de nuestro stablishment personal y de la mochila emocional de situaciones inconclusas de toda índole que andamos arrastrando. Si realmente queremos definirnos como personas espirituales que tenemos una pasión e intencionalidad en esta dirección, no podemos contentarnos con comer arroz integral y repetir afirmaciones.

Es imperativo desconectar la creencia que la espiritualidad es una comodidad que puede ser adquirida y arriesgarnos a la posibilidad de que esta sea nada más y nada menos que una profunda revolución interna, que pueda modificar los propios modelos conceptuales, pero que en el fondo sea mucho más que sólo eso. La búsqueda espiritual y el proceso de desarrollo personal necesita un moverse fuera de la zona de confort, entendiendo que el crecimiento y la constante expansión del sí mismo es lo que nos define como seres vivos y de alguna manera nos conecta con el resto de la existencia. Esto no puede ser y nunca será una moda o un movimiento. Esto ha estado ocurriendo desde que el primer ser humano apareció en este planeta y seguirá ocurriendo hasta el último. La búsqueda por la trascendencia es nuestra naturaleza intrínseca. Pero debido a nuestro apego a lo establecido, nuestra enfermiza obsesión con la seguridad y el miedo a no estar en control, la espiritualidad muchas veces no es cómoda. La búsqueda por la totalidad muchas veces requiere poner en riesgo justamente esta ilusión de seguridad. Pues no existe ningún fenómeno que pueda ser descrito con esta palabra, de hecho la seguridad en el único lugar que existe es en el lenguaje. El universo es cambio constante. Y dentro de este contexto no hay caminos hechos, ni recetas a prueba de todo y mucho menos garantía de bienestar económico y prosperidad. Como decía el maestro Osho:

“La consciencia es dolorosa, porque necesitarás abandonar mucho de lo que has estado trayendo toda tu vida pensando que era valioso. Tendrás que descubrir tus heridas que has cubierto y olvidado. Tendrás que revivir todas las preocupaciones y angustias que de alguna manera has reprimido. Estar consciente no es un juego. Estar consciente es atravesar una profunda cirugía.” Osho. From Darkness to Light.


Deprecated: Tema sin comments.php ha quedado obsoleto desde la versión 3.0.0 y no hay alternativas disponibles. Por favor, incluye una plantilla comments.php en tu tema. in /home/centroexperienci/public_html/wp-includes/functions.php on line 4913

7 respuestas a “La locura new age o como ser feliz sin hacer nada al respecto”

  1. Bernardo alonzo dice:

    me gustó mucho el artículo. que bueno que alguien se atreva a decir esto

  2. GinnyBeth dice:

    Curioso leer algo de lo que he estado sintiendo últimamente, me llegó justo a tiempo para aclarar algunas cosas.
    Me pregunto que será que algunas cosas se transforman tan pronto en más de lo mismo y se mezclan precisamente con aquello de lo que queremos salir, algo así como la misma torta pero con distintas moscas … en fin, sucede así, que todo, hasta lo más profundo puede transformarse en lo mas superficial, marketero y falto de sustancia real que hay ,si se utiliza como receta y no se vive, o experiencia, personalmente, es de ayuda y sirve de mucha guía, todo lo escrito y descrito por aquellos que han recorrido el camino de la conciencia o del estar aquí y ahora antes que uno, sin embargo no es más que eso, la experiencia y opinión de un otro, que puede bien ser mi hermano y finalme parte del todo unico, etc etc, pero de todas formas, me resuena a mí personalmente que siempre sera simplemente una historia, hasta que no sea la propia, hasta que no sea mi historia, no se muy bien como ponerlo en palabras pero es como que hay que hacerlo “carne” y nadie sabe que es eso, por muy maestro que sea (respetuosamente lo digo), ya que cada uno necesita hacerlo por si mismo, es, al menos me tinca a mi mientras este en este plano, de suma importancia el integrar, es decir, vivirlo en mi propia carne, ya que no solo soy pensamiento o sentimiento o cuerpo o lo que sea, soy todo eso junto, siendo en el mismo instante, al mismo tiempo, coexisten todas esas formas o maneras de expresión del ser o de la vida por lo tanto cualquier “verdad” que no se viva o experimente con todo, materia, espíritu, pensamiento, sentimiento, emoción, no será nunca suficiente, o no sera “real” para mí, ya que siempre serán las vivencias, experiencias de otro segun sus personales necesidades, que pueden ser similares, por tanto útiles, pero que son las mias y aunque las fueran, sigo sintiendo que es necesario vivirlo cada uno, experimentarlo y para ello por supuesto no bastará jamas la Visa o Mastercard aunque sea dorada

  3. Mariela Varas dice:

    Osho si que fue una moda new age de los 80…..ademas un “Padre Gatica”, predica pero no practica..

  4. Jose Libre dice:

    Es muy comun hoy en dia ver comentarios tan livianos frente a cosas que ni siquiera hemos explorado. Es como el comentario politico sin sentido y sin fondo pero del cual comentamos como si fueramos expertos en la materia.
    En lo que a mi respecta y despues de muchos años de busqueda golpeando puerta tras puerta muchas de ellas ilusorias y sin resultado pero sin desfallecer en el intento y experimentando en cada una de estas fases con lo mas delicado y bello que posee el ser humano ( ser Humano) su emocionalidad, que al ser pulida con el amor resplandece como un metal precioso. Pero yo creo que el problema esta en ese punto; abrirse a las emociones y exponerse a quien realmente es uno, por lo tanto todo comentario al fin y al cabo terminan siendo lo que uno es, si no como lo ves en el otro si no esta en ti. Por eso amiga Mariela Varas el proceso tiene que ver con descubrir quien es uno ya que esto no es un partido de futbol o una votacion politica se trata de como vivir mejor y mas libres para realmente poder ser quienes anhelamos ser .

  5. Constanza dice:

    La experiecia mas real que he tenido no ha sido siguiendo las normas de algun grupo, o viendo mi futuro en las cartas, ha sido acceder a nuevos espacios en mi conciencia que antes desconocia, el observador.
    Cada vez se me vuelve a olvidar que en realidad todo el problema que nos armamos es tan ilusorio como pensar que una pared es realmente dura e inseparable, y cada vez que me acuerdo de nuevo de quien soy en realidad, cuando esa nada que tanta angustia me causa se llena con dios se podria decir, o con vida, con creatividad pura, que surge de observar y saborear apasionadamente cada uno de los momentos, cada paso, cada movimiento de tus dedos., es indescriptible la sensacion de vitalidad que experimento, y todos los juicios y miedos se disuelven instantaneamente cuando simplemente me paro, miro mis pies y me doy cuenta de que eso es lo real, de que esta todo bien, de que en el universo las cosas ocurren justo en el momento adecuado, lo que estoy experimentoando aqui y ahora.., puedo tratar de ser una perfecta yogui, o de ser una catolica muy normada, o de ser una mujer que siempre sonrie y da abrazos a todos, pero nada de eso me conducira a la fuente, porq la fuente es mi ser sencial, es nuestro ser esencial, no hay que buscarla, hay que dejar de buscar explicaciones, dejar de hacer cosas para que otros las vean, simplemente te tienes q sentar, respirar un poco, respirar de verdad, profundamente, iy acordarte!
    ya no me complico tanto.., ni tampoco me tomo muy en serio nada, simplemente me sonrio, sonrio a mi ego, a mi mente creativa q inventa tantas teleseries, y no trato tampoco de ser perfecta, una mujer pacifica y perfecta, y blanca.., no simplemente soy, lo demas es pura mierda.

  6. tamara franchesca dice:

    hola me llamo tamara pero to2 me dicen tamy cortes
    yo estuve apunto de ser 1 de uden pero me meti a 1 iglesia cristiana
    yo abia cai2 en depre pero me ayudaro a salir a delante
    graxias a to2 los k me ayudaron les recomien2 algo
    el ser osho es malo salvense los k puedan xau un salu2 a to2s

    tamy cortes

  7. Vikrant Sentis dice:

    Amigos lo anterior es una joya. Con slang y todo.
    Vik

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.