El amor y el sufrimiento, dos caras de un proceso inevitable.

31 marzo, 2006

Vikrant comparte sus reflexiones personales respecto de sus últimas experiencias en su relación de pareja.

Escribo de nuevo. Me han recomendado que sea más informal en mis escritos… así que aquí voy. De hecho voy a tomar el riesgo de exponerme respecto de mi vida ahora. Me apronto a comenzar mis talleres de este año a la vez que termino de aclimatarme luego de mi viaje a la comunidad de Osho en Pune, India. Intenso verano. Lejos de ser la vacación descansada que esperaba. En fin, me siento en casa. Tranquilo y extrañamente agradecido de las experiencias vividas, a pesar de lo dolorosas que estas fueron. Mi pareja se enamoró de otra persona y eso gatilló en mi una sensación de profundo abandono. Tenemos una relación abierta y esto es parte de los riesgos que se corren. Hace muchos años que no sentía este nivel de dolor. No fue fácil. Especialmente el estar solo en Europa sin la posibilidad de procesar esto con ella frente a frente, pues ella se quedó en Santiago. Finalmente nos encontramos en India y tuvimos un mes para procesar nuestra relación y los aspectos de ella que de alguna manera no estaban funcionando. Estamos juntos ahora. Sin embargo, aún me siento inseguro de nosotros. Quizás sólo estoy más en contacto con la realidad del amor y la relación de pareja… ésta por su naturaleza intrínseca es insegura y no hay mucho que se pueda hacer al respecto. Hace unos días leía a Osho y me sentí tocado por lo escrito y quisiera compartirlo con ustedes:

“Ninguna relación de pareja puede ser segura. No se encuentra en la naturaleza de las relaciones el ser seguras. Y si alguna relación es segura, esta perderá toda atracción.

Así que este es un problema para la mente. Si quieres disfrutar de una relación esta tiene que ser insegura. Si tu la haces completamente segura, absolutamente segura, entonces no puedes disfrutarla-pierde todo su encanto, toda la atracción. La mente no puede estar satisfecha con uno o lo otro, así que esta constantemente en conflicto y caos. La mente quiere una relación que está viva y segura. Esto es imposible, porque una persona viva o una relación viva o cualquier cosa que esté viva es inevitablemente impredecible. Lo que va a suceder en el próximo momento no se puede predecir. Y porque es impredecible, es intensa. (…)

La comprensión que es necesaria es que así es como son las cosas y nada se puede hacer al respecto. Si quieres tener una relación segura, entonces vas a tener que amar a una persona muerta; pero entonces no lo disfrutarás.” Osho. The sound of the Running Water

Bueno, el discurso completo es muy interesante. Me siento identificado. A pesar que el dolor que he experimentado ha sido casi intolerable, no estoy dispuesto a acorazarme, a protegerme y dejar de vivir mi vida de la única manera que me parece decente vivirla: peligrosamente. Se que no es posible amar y no sufrir. Vienen en el mismo paquete. Si quiero acorazarme frente al dolor, lo haré frente al amor también. Y eso no me interesa. Si quiero amar debo abrazar la posibilidad de experimentar dolor emocional. Nada que hacer. Sin embargo siento que vale la pena vivir así. No puedo quejarme de que mi vida sea plana.

Bueno eso es por ahora… espero sus comentarios.


Deprecated: Tema sin comments.php ha quedado obsoleto desde la versión 3.0.0 y no hay alternativas disponibles. Por favor, incluye una plantilla comments.php en tu tema. in /home/centroexperienci/public_html/wp-includes/functions.php on line 4913

14 respuestas a “El amor y el sufrimiento, dos caras de un proceso inevitable.”

  1. Cristobal Mancilla dice:

    La verdad Vikrant, no puedo decir que entiendo del asunto, es decir no he aprendido a vivir en esta aceptación.
    Pese a auto percibirme como una persona autónoma y super consciente de la inseguridad detrás de las parejas, tras el estrepitoso término de la mía, me doy cuenta de lo que me cuesta aceptarlo y lo buscador de seguridad y dependiente que era, de formas sutiles y evidentes.
    Y por supuesto, lo que la amaba.
    Me siento en pelotas y no puedo negarlo. No puedo negar que me cuesta hasta caminar por Santiago, ahora solo. Y solo de ella.
    Sin embargo sé que el tema tenía que terminar. Sé que la vida, las parejas, los edificios, el planeta, son inseguros…
    pero en este minuto me cuesta aceptarlo, me cuesta aceptar la soledad y no tengo idea si he aprendido algo al respecto y si de mi próxima pareja
    no me colgaré nuevamente, haciéndome el bacán desprendido…no tengo idea. Lo que sí, todo esto me hizo bajarme del papel del hueón sabio que entiende la vida… es evidente, porque en este minuto no cacho una…sólo que duele.
    Un enorme abrazo

  2. Vikrant Sentis dice:

    Cristobal. Te entiendo de manera que no te imaginas. Y también se que nada puede aminorar el dolor. Sin embargo he encontrado una pequeña puerta en el hecho que no hay nada que yo pueda hacer al respecto. Por lo menos mucha de la tensión psicológica que proviene de la necesidad de controlar el futuro se desvanece y queda el dolor y la sensación que parece ser esto lo que necesito vivir… y no hay nada que hacer. Y no es necesario entender nada… no hay nada que entender. Son experiencias que hay que vivir. Lo más probable es que la próxima pareja te agarres de la misma forma y pase algo muy similar… pero en otro nivel. Pero igual vale la pena, sino la alternativa es quedarse en la casa y ver pasar la vida por la ventana… por miedo a sufrir. Yo tampoco cacho nada… excepto que no cacho nada… y eso ya es cachar algo.

  3. Silvio dice:

    Les comparto algo de Krishnamurti:

    “Todos queremos ser amados y también dar amor. Mucho hablamos al respecto. Todas las religiones, todos los predicadores, hablan de eso. Averiguemos, pues, qué entendemos por amor. ¿El amor es sensación? ¿El amor es cosa de la mente? ¿Podéis pensar acerca del amor? Podéis pensar acerca del objeto del amor, mas no podéis pensar acerca del amor. ¿No es así? Puedo pensar en la persona que amo; puedo representarme esa persona, tener una imagen de ella y evocar las sensaciones, los recuerdos de nuestra relación. ¿Pero el amor es sensación, recuerdo? Cuando digo “quiero amar y ser amado”, ¿no es ello mero pensamiento, un reflejo de la mente? ¿El pensamiento es amor? Creemos que lo es, ¿verdad? Para nosotros el amor es sensación. Por eso es que tenemos retratos de las personas que amamos, y que pensamos en ellas, y a ellas estamos apegados. Todo es un proceso del pensamiento, ¿verdad?

    Del amor hemos hecho, pues, una cosa de la mente; y con las cosas de la mente llenamos el corazón. Como el corazón está vacío, la mente dice: “Debo tener ese amor”. Mediante el amor procuramos llegar a ser algo. Es decir, el amor se vuelve cosa útil; utilizamos el amor como medio para un fin.

    Hemos hecho, pues, del amor una cosa de la mente. La mente se convierte en el instrumento del amor, y la mente es sólo sensación. El pensamiento es la reacción de la memoria ante la sensación. Sin el símbolo, la palabra, la imagen, no hay memoria, no hay pensamiento. Conocemos la sensación de lo que llamamos amor, y a ella nos aferramos; y, cuando ella nos falla, queremos alguna otra expresión de esa misma sensación. Así, pues, cuanto más cultivamos la sensación, cuanto más cultivamos el llamado “conocimiento” -que es sólo memoria- tanto menos amor existe.

    Mientras busquemos amor, tiene que haber un proceso de encierro en nosotros mismos. El amor implica vulnerabilidad, el amor implica comunión; y no puede haber comunión ni vulnerabilidad mientras exista el proceso de pensamiento por el cual uno se encierra en sí mismo. El proceso de pensar es temor; ¿y cómo puede haber comunión con otro ser cuando hay temor, cuando utilizamos el pensamiento como medio de mayor estímulo?

    Sólo puede haber amor cuando comprendéis todo el proceso de la mente. El amor no es de la mente, y no podéis pensar acerca del amor. Cuando decís “quiero amor” pensáis al respecto, lo anheláis; y ello es sensación, un medio para un fin. No es amor, por consiguiente, lo que queréis, sino estímulo; queréis un medio por el cual podáis realizaros, ya se trate de una persona, de un empleo, de tal o cuál excitación, etc. Eso, por cierto, no es amor. El amor puede existir tan sólo cuando el pensamiento del “sí mismo” está ausente; y el estar libre del “yo” es cuestión de conocimiento propio. Con el conocimiento propio llega la comprensión y cuando el proceso total de la mente haya sido completa y plenamente revelado y comprendido, sabréis lo que es amar. Veréis entonces que el amor nada tiene que ver con la sensación, que él no es un medio de realización. El amor, entonces, existe por sí mismo, sin resultado alguno. El amor es un estado de ser, y en ese estado el “yo” con sus identificaciones, ansiedades y posesiones, está ausente. El amor no puede existir mientras las actividades del “sí mismo”, del “yo” -consciente o inconscientes- continuen existiendo. Es por eso que resulta importante comprender el proceso del “sí mismo”, el centro de reconocimiento que es el “yo”.

  4. Leoncita dice:

    que fuerte… yo he vivido la mayor parte de mi vida acorazada frente al dolor y por lo tanto tambien frente al amor…. muy lindo tu mensaje experiencia …
    que dificil poder seguir o volver con alguien si ya sabes q amo a otro… otro proceso en mi para mejorar…

    Saludos.

  5. Sw. Pratyan dice:

    Amados:

    Desde la experiencia les puedo compartir que toda vivencia amorosa sólo es una muestra más de que no somos un ente separado del Todo, que alegría!!!. La vivencia del Amor es la prueba misma de aquello.

    Cuando amamos, sólo estamos “usando” el objeto de ese amor como un “substituto” de la Gran Experiencia de Amor con el Todo. Pero es FOME vivir con substitutos, lo mejor es lo auténtico, lo verdadero, lo directo. Aunque esos substitutos son necesarios al comienzo del camino ya que el Amor es algo tan potente que debemos ir preparando tanto nuestro cuerpo biológico; las neuronas, etc, como los cuerpos sutiles; emociones, sentimientos, para así poder llegar a ser canales resistentes del alto voltaje que implica el Estado Amoroso. Y cuando estemos listos, Iluminar a como de lugar. Si nos quemamos antes, es válido, es parte del proceso, pero calma, venimos con varios repuestos para chumascarnos una y otra vez antes de volvernos pura LUZ.

    El problema se presenta porque tenemos asociado en nuestra programación cognitiva que Amar es igual a “Querer”. A las personas se las Ama, punto. A las cosas se las quiere, y es diferente. Querer es poseer y el poseer nos tensa. Nos pone en actitud de defensa. Ya que en la profundidad sabemos que con nada vinimos y que con nada nos vamos. Amar es lo contrario, ser y no tener; libertad, relajo, paz, confianza. A las personas no se las puede poseer por mucho que la historia este plagada de esos intentos. De hecho es curioso, mientras menos se “quiere” a una persona y más se busca la sintonía en amor con ella, más se la “tiene”. Y la gracia de esta fórmula es que NO funciona si se aplica con el propósito final de la posesión.

    Desde la experiencia también les puedo compartir que no hay mejor signo de avance en nuestro desarrollo humano que el tener un “estrepitoso fracaso” de pareja, y más jugoso aun cuando creíamos que todo estaba perfecto. Ese es un muy buen punto en nuestro currículo existencial, siempre y cuando no se repita el modelo una y otra vez. Si somos honestos buscadores del conocimiento, de la madurez y florecimiento, ese fracaso sólo nos puede entregar finalmente y con “satisfacción garantizada” el bello fruto de la verdadera experiencia amorosa; la de llegar a ese nivel de perceptividad donde no hay objeto parcial y limitado de amor en sí al cual dirigirlo, sino que una permanente radiación en 360° de un profundo y constante sentimiento de unidad con el Todo que baña todos nuestros instantes y acciones independiente del estímulo externo que estemos viviendo.

    El ser seres MUY sensibles es EL signo que manifiesta la inteligencia, y de ahí al estado Budhico, hiperconsciencia o Samadhi sólo hay un pequeño salto. Pero hasta las piedras sienten. Ahora, mientras menos sensibles, más lejos de la consciencia. Y claro, dolor y goce van juntos, y eso es lo paradójico, el juego es fundirse en ambos; sufrimiento y delicia unidos en un tercer estado más consciente. La sensibilidad es una escala horizontal, que va del dolor al placer, como un dial, pero esa escala está cruzada por otra escala que va de arriba hacia abajo; felicidad y tristeza. Y en el cruce de ambas escalas estamos cada uno. Protagonistas. Mientras más conscientes de ese punto, más libres.

    Por lo tanto, viva el dolor!!!, un dolor consciente y atento que proyecte lo mejor de nosotros mismos. Un dolor que nos hace lúcidos e impresionables, amorosos y finos.

    Un corazón sin cicatrices no puede amar. Es infecundo. Es estéril. Sin experiencia. Subjetivo. Oxidable. No ha pasado por fuego, y el amor es más que fuego; Es la LUZ misma.

    En todas las culturas ancestrales el dolor es el camino por el cual se llega al crecimiento, sólo en ésta cultura contemporánea el espanto al dolor y las anestesias constantes son un alejamiento artificial de hermoso estado del vivir que nos despierta día a día.

    Gracias Vik por este cálido espacio net y por tu corazón vivo y expuesto.

    OM SHANTI
    SW. PRATYAN

  6. Vikrant Sentis dice:

    Pratiyan. Gracias por tu comentario…absolutely agreed

  7. Fresa dice:

    Me siento muy tocada por el tema que escribes… Me parece que estuve por tantos años acorazada y que no me daba cuenta…como te he escuchado, no sientes cuando estás insensible. Ahora puedo sentir, arriesgarme, pero vuelvo tan fácilmente a lo mismo y no me doy cuenta. Me puedo engrupir con que estoy sensible, pero aparecen o veo situaciones que me dan miedo y rápidamente me transformo en algo así como esos chanchitos de tierra que por reflejo se transforman en pelotita para protegerse. Qué sutil, rápido o automático es… YEs como si fuera un instinto de supervivencia. Y aun cuando creo que nunca he amado como lo he hecho en los últimos años, también creo que nunca me ha dolido tanto… No sé, a veces me encantaría que el sueño de la pincesa que espera en su castillo a SU príncipe azul que viene a rescatarla, fuera verdad. Y no sentir la soledad, ni el gran hoyo en el pecho, si no comenzar a sentir cuando aparece en al frontera MI media anaranja, ese ser que existe allí afuera para hacerme feliz. QUE INGENUIDAD, pienso. Y entre más conozco gente y veo cómo yo misma funciono, más me convenzo que eso es imposible, y veo a muchas personas que siguen viviendo en esa burbuja y a veces y secretamente, me encantaría poder hacerlo. Y casarme para toda la vida… A veces pienso que quizás a otros sí les resulta, el tener a otro asegurado y que quizás el problema lo tengo yo. Mi neurosis, inadecuación, historia, etc, etc, etc. No se, En realidad no sé qué es ser pareja, por que el speech liberal lo puedo dar hasta en inglés, pero de ahí a ponerlo en práctica hay como 20 vidas. Algo sí he experimentado, y es que entre el amor y el sufrimiento hay una delgada y muy fragil frontera. Aun cuando muchas veces se me olvida. Gracias por tus palabras…….

  8. Vikrant Sentis dice:

    Mi querida Fresa. Si, es así y no hay nada que hacer al respecto. Pero al mismo tiempo es vivo y es maravilloso… es doloroso y vivo. Y yo lo prefiero a ausente de dolor y muerto. Y lo que es peor, sin saber que se está muerto, creyendo que las cosas son así, que este nivel de sensibilidad es todo lo que está disponible para mi. Como decía Soren Kierkegard en “On Sickness Onto Death”: el peor dolor es no saber que se está dolido. Prefiero la vida con sus altos y bajos que el valle eterno del no sentir.
    Mucho amor,
    Vik

  9. Paulina dice:

    A proposito de pérdidas :
    Que haces cuando tu amor siendo aun tu amor se muere?
    Te lo lloras , te lo sufres , te duele , te da mucha rabia y se te acaba la fuerza. Pero no es increible la vida que a pesar de todo eso y presisamente cuando eso pasa te das cuenta que tienes deseos de volver a amar y lo mas impresionante de todo es que te das cuenta que puedes volver a amar por que a pesar de todo lo que “podrias sufrir nuevamente” te hace sentir viva
    un abrazo para todos

  10. Veronica dice:

    Hola , me vengo recien incorporando y disfrutando de todo lo que he leido,
    que fuerte todas estas experiencias , que dolor hay en cada uno de los relatos del amor, yo he tenido tres pareja en mi vida, he sido muy feliz , pero tambien me he desgarrado de dolor, no creo poder estar al lado de una persona como te paso a ti vikran de saber que a amado a otro, y lugo volver a estar con ella, no podria por que el dolor seria todo tiempo, la lucha seria desesperante y habrian miles de preguntas en mi cabeza , me iamgino que tienes una gran capacidad de amar y espero que tambien amarte a ti mismo sin sobre pasarte, y respetarte con tus verdaderas vocesitas y no luchando siendo libre y disfrutando de amar verdadera mente por que osino se volveria un tormento” y no seria sano. L o que si me custiono ahora despues de un timpo ya sola es si realmente quiero estar en pareja, he disfrutado mucho este paso de encontrarme conmigo misma , de saber todo( creo)de mi , de valorarme y quererme y disfrutar de mi misma , hace mucho que no sentia tanta tranquilidad dentro de mi , lo digo por que despues de una relacion tormentosa que aprendi mucho despues mas friamente, he llegado a la conclucion que no hay que caer en los mismo patrones mmmm por que es asi uno busca y cae siempre en lo mismo lo que no te hace bien, donde te das cuenta que no es para ti, y mil cosas en fin , lo que si les puedo decir que estoy sanita por dentro feliz y dispuesta amar nuevamente me gusta sentirme viva y me gusta hacerlo sentir a la persona que este a mi lado y ahora se que lo hare bien respetando los limites mis limites,la libertad hay que hacer ese espacio amar sin amarrar. Bueno un abrazo y espero poder conocerlo a todos luego , un Abrazo Gigante de oso te deseo lo mejor fuerza Vikran…..

  11. Vikrant Sentis dice:

    Veronica. No busco situaciones potencialmente dolorosas, sino simplemente no me he blindado frente a la vida y eso significa muchas veces el aceptar que puedo sentir dolor. He decidido tener parejas abiertas , no porque sea kamikase, sino porque me parece real y autentico. Se, además que no hay ningún hecho afuera que tenga el poder de hacerme sentir bien o mal…yo creo mi propia vivencia interna a través de las actitudes con las que decido relacionarme con lo que pasa. Yo soy responsable de mi dolor…no el otro, como usualmente creemos.
    un abrazo
    vik

  12. veronica dice:

    si me pasa igual uno nunca esta preparado o blindado como tu dices frente a la vida y situaciones que no esperamos vivir, solo al referirme
    de lo que te sucedio , me puse en tu situacion y senti un profundo dolor si me pasara a mi, todo lo que escribi fue sintiendo mis propias experiencias y crecimiento al respecto de los errores que he cometido, por que me doy cuenta que uno busca realciones buenas , no tan buena y permite dolores , es lo que yo siento con respecto a las parejas que he tenido, entonces mi reflexion sin herir a nadie , cuando hay amor de verdad, no te causa daño , quiero creer en eso , quiero creer en el amor de pareja, tengo al lado mio a mis padres pueden ser de otra generacion pero el perfil que tengo de ellos como pareja, amigos amantes nose si se podra lograr , quiero creer que si.. Mi gran pasion es la pintura vivo para sentirla y poder crear la necesito vivo intensamente sin pasion no logro crear es mi fuente de inspiracion ,la total entrega tiene que ser total , en todo lo que hagas , amando , pintando, entregando ” el amor lo es todo”….. un abrazo vero.

  13. manik dice:

    Anoche te escribi Vik pero no salio el relato upss”
    Un fuerte abrazo lleno de amor”

  14. Vikrant Sentis dice:

    Verónica. Dices que cuando el amor es verdadero, no te causa daño…peligrosa afirmación. No es el amor, verdadero o no lo que nos hiere, sino la no satisfacción de nuestras espectativas afectivas. Es nuestra proyección de nuestras necesidades afectivas lo que finalmente nos duele cuando no es retribuido. El amor nunca duele. Lo que duele es nustra neurosis.
    VIk

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.