«La vida no es un problema que necesita ser resuelto, sino un misterio que hay que vivir» – Osho

14 abril, 2006

Esta frase, cuando la eschuché hace años me cambió el switch interno en torno a mi forma de enfrentar el fenómeno de estar vivo.

Hoy en dia lo veo una y otra vez en mis grupos de terapia y de cuando en cuando en mi mísmo: Queremos todo rápidamente resuelto, para así no tener que atravesar la incomodidad de estar con lo que está pasando. Se nos olvida (me incluyo), que la mayoría de las cosas que llamamos problemas son simplemente experiencias que necesitamos o debemos vivir. Mi mente quiere tener la respuesta adecuada, el camino correcto, previo a tener un encuentro o adentrarme en lo que estoy viviendo. Deseo estar seguro de que no saldré herido o no me equivocaré. Así que, en vez de vivir lo que está ocurriendo deseo resolverlo en mi mente para así no correr el riesgo. Una y otra vez veo que simplemente tengo que vivir lo que esta pasando y que muchos, así llamados “problemas”, son procesos que eventualmente se desarrollarán y cerrarán por si mismos si les permito estar… y me permito estar con ellos.

Si, esta vida es un continium de vivencias que mi mente está constantemente categorizando como positivas o negativas y cuando califico alguna como negativa pienso que es un problema… y en ese momento mi mente se aboca a resolverlo… craso error, sólo necesitaba vivir esto también. De hecho como decía Veeresh: “No existen los problemas, solo hay hechos. Los que rechazamos se convierten en problemas”.

Eso, reflexión desde la playa.


Deprecated: Tema sin comments.php ha quedado obsoleto desde la versión 3.0.0 y no hay alternativas disponibles. Por favor, incluye una plantilla comments.php en tu tema. in /home/centroexperienci/public_html/wp-includes/functions.php on line 4913

9 respuestas a “«La vida no es un problema que necesita ser resuelto, sino un misterio que hay que vivir» – Osho”

  1. Sw. Pratyan dice:

    Y cómo estaba el mar?

    Lo que compartes me activa el recuerdo de Budha y su oferta. Una de las cosas positivas del “budismo” es esa inteligente y práctica visión de que el dolor (sufrimiento) es una energía que se puede “utilizar” como salto al despertar y al entender SIEMPRE Y CUANDO se tenga la voluntad, el arrojo y el AMOR suficientes.

    Es genial esa propuesta, definitivamente aportadora. Una visión realmente superior y digna para todo ser humano de ALGUIEN QUE LEVANTÓ LA CABEZA Y QUE NO ACEPTÓ LAS “DEFINICIONES” CON LAS CUALES NACIÓ (Gautama), UN REBELDE; El dolor como herramienta, como palanca. Y no como condena o castigo o escondite para la autocompasión. Estar sobre y no bajo esa energía.

    Nada de lo que sentimos o percibimos sobra, o está equivocado, o no corresponde, etc. Siempre es coherente con nuestra naturaleza, proceso y “nivel” de iluminación (o madurez humana). Lo que nos duele, o en lo que nos “pegamos” es un indicador directo y concreto de en “qué” estamos. ¿Qué mejor?, ¿qué más fácil?, nos han marcado el camino amorosamente para no perdernos. Cómodo. Y listo poh.

    La diferencia está en qué sucede con nosotros en cada una de esas vivencias; de sentirnos víctimas o beneficiados, de autocompadecernos o de autoprovocarnos. De darnos Importancia Personal o permitir la activación de un nueva conciencia gracias a la oportunidad, es decir, el ser capaces de AGRADECER. Ya que siempre estamos en el CAMINO CORRECTO, nunca en el equivocado.

    Y lo otro, nada de esto sirve si esta todo contaminado con las ganas de llegar a algún lado. No hay ningún lado dónde llegar, no hay dónde ir, aun así, hay que actuar como si lo hubiera, eso es amor, nivel, madurez. Todo esta en nuestro entendimiento de lo que Es crecer, para jamás olvidar que foco de todo y que sin eso nada vale; EL AMOR, concreto, pavoroso, valiente. Templado. Sólido.

    “No hay manera de librarse de la autocompasión de una vez por todas. Tiene un papel y un lugar definidos en nuestras vidas, una fachada definida y reconocible. Así, cada vez que se presenta la ocasión, la fachada de la autocompasión se activa. Tiene una historia. Pero si uno cambia la fachada, cambia su lugar de prominencia. Las fachadas se cambian modificando los elementos que las componen. La autocompasión resulta útil a quien se siente importante y merecedor de mejores condiciones y de mejor trato, o bien a quien no quiere hacerse responsable de los actos que lo condujeron al estado que suscitó su autocompasión.”

    Camino Nahual
    don Juan Matus

    Y cómo estaba el mar?

    Sw. Pratyan

  2. cristobal mancilla dice:

    Bueno, por más que he intentado que ciertos procesos no se gatillen, ni que ciertas cosas duelan, definitivamente la vida le viene con todo eso.
    Por qué? a estas alturas realmente no tengo idea. Podría decir “es lo que necesito vivir”, “es un aprendizaje” pero esas aseveraciones son porque quiero darle un marco coherente a esto.
    Cuesta aceptar que simplemente ES ASI. Y desde esta visión realmente me hace mucho sentido lo del misterio que hay que vivir, y que esto no
    es un problema a resolver. Al parecer el único problema es el mismo intento de resolver “el acertijo”, y con mi basta experiencia en “acertijos”, puedo con propiedad decir que esa es una energía tirada a la basura.
    No hay tales acertijos.
    Lamentablemente, pero muy lamentablemente, un concepto medular
    de nuestro condicionamiento social y por ende familiar es la búsqueda
    de seguridad a toda costa, lo que automáticamente nos convierte
    en “resolvedores de problemas” y con este objetivo en mente partimos
    en busca de lo que llamamos conocimiento. No del conocimiento existencial, simplemente queremos saber “la papa”, la clave de este misterio para manipularlo a nuestro favor y así por fin ser felices.
    Creo que lejos de ser una verdadera búsqueda, es una adivinanza desesperada de como estar a salvo.Y si estamos siempre en esa, es imposible realmente ver. Y por lo que he ido cachando, parace que vinimos a experimentar y simplemente ser testigos de esa experiencia.
    Cada vez veo que no vinimos a esta vida a sacar conclusiones.
    Me pasa que cada vez que suelto un poco mi necesidad de saber, de interpretar, me empiezo a sentir vivo de nuevo y lo que empieza a
    ocurrir a mi alrededor supera con creces lo que en mi mente concibo como”magia”. Y muchas veces no. Simplemente es.

    Un abrazo.

  3. Edith dice:

    le he estado dando un par (muchas) de vueltas a esto en estos días… y sí, parece tan simple… y tan torpe insistir en tener las respuestas y “la papa”… ¡qué necesidad de control, de seguridad, de cuidar-se!… ¿cuidar qué?… ¿que no duela?, duele igual y peor (y qué?, no pasa nada más), las equivocaciones?… pucha!, pero mirar ahora, en este soltar más profundo y más intenso, y el control fue la “equivocación” primaria!!.. y por lo demás el acierto… pa’ poder verlo ahora con esta claridad y simpleza.

    Sólo es… sólo es… y siento como se asoman los “pero”, y los “depende”, y los intentos de entender algo (pa’ planificar la estrategia adecuada, obvio). Me preguntaba hace unos días, ¿cómo se hará?…. y “sólo es, no hay que ir a ningun otro lado, y esta bien asi como está” está siendo la mejor respuesta…

    un abrazo,

  4. Vikrant Sentis dice:

    Algunos comentarios para ustedes. Cristobal. Siempre me emociona tu auto-exposiciòn, tu ponerte sobre la mesa “con todo”. Pratyan, echo de menos tu vulnerabilidad, el saber como sientes, màs allà del “speech”. Me cuesta conectarme con lo que dices. No te siento. Siento que estàs tratando de “enseñar” o compartir grandes insights… no se. De todas maneras me siento agradecido de que te tomes el tiempo y la energìa para comentar mis reflexiones. Gracias
    Edith, me conmueve tu transparencia.
    Un abrazo
    vik

  5. Vimal Heera dice:

    Agradecer…. el camino correcto?…..la verdad es que tanta carátula importada para algo tan simple…..mi sensación es que suena a querer consolarse con que lo que la vida nos trae es el camino correcto. El hecho de decir que es el camino correcto implica que hay un camino incorrecto….y cual sería ese?
    Me quedo con mi experienciqa que me dice: esto también pasará….así como ya he pasado tantas tormentas, tantos infiernos de mí misma, y vendrán mas, muchas mas vueltas de la espiral, valles y montañas por vivir aceptando que lo que es….es. Ni correcto, ni incorrecto.
    Ya me empiezo a preocupar por estos días (es parte de mi neurosis medio histérica) hasta cuándo va a durar estas vacaciones emocionales en las que estoy….que si no estoy full activa emocionalmente en medio del torbellino no hay mucha “vida” (descripción de mi mecanismo neurótico…jajaja) Recuerdo una vez que vikrant me mencionó al respecto que la capacidad de estar con lo que nos está sucediendo, aceptando totalmente tanto ese infierno emocional, los valles oscuros del alma, como los momentos en que está todo tranquilo, arriba de la montaña. La capacidad de sentarse por la tarde con una taza de té y ver como el día muere, sin más ni más, sin necesidad de estar arriba de la ola todo el rato. Y bueno, eso es lo que hago, junto a mi té, frente a la pantalla, escribiendo estas reflexiones mientras la tarde otoñal avanza y yo abrazo y disfruto este momento, sin querer retenerlo ni rechazarlo. Ni correcto ni incorrecto. Simplemente es…lo que es.

  6. Leoncita dice:

    siempre leerte me renueva, eso se agradece, justamente me estuve cuestionando porque para algunos hombres que me ha tocado conocer les complica tanto los conflictos, el comprender que las mujeres somos distintas… mas emocionales como dicen por ahi… para mi simplemente distintas… algunas con mayor o menor filtro al decir algo…. por ejemplo yo soy muy confrontacional… lo peor es que no me doy cuenta que estoy peliando, para mi no es peliar solo critico mucho las situaciones, las cosas, cuestiono todo mas que criticar, eso en su gran mayoria de las personas los hombres en mi caso es ser peliadora… para mi no… ahi mi problema o realidad….
    y me cuestiono si debo cambiar eso o es parte del proceso de experiencias que debo vivir para crecer…..
    un gusto leerte vikrant

  7. Valentina desde Conce dice:

    Hola Vikrant, un gusto leerte y otro gusto el haberte tenido en Conce este fin de semana.

    La sensacion de resistencia a la experiencia ha sido muy fuerte en mí este ultimo tiempo, siento deseos de escapar, aunque sé que esta lucha me causa más dolor y que tengo que pasar por esto. y ahora veo tu blog, y me recuerda que tengo que meterme en la experiencia, abandonarme, equivocarme, sentir lo que tengo que sentir, y que en algun momento esos procesos se desarrollarán y se cerrarán, como dices tu. y estar, estar, solo estar ahí, y permitir que ocurra.

    Gracias por susurrarme al oido estas palabras de aliento, aunque sea virtualmente.

    Vale.

  8. Vikrant Sentis dice:

    Valentina. Si, entiendo. El escapar parece la manera más “a mano” de resolver los conflictos internos, pero es la menos efectiva, pues sólo posterga lo inpostergable. Cualquier cosa que queramos trascender es através de ella… nada que hacer!
    y el placer fue mío
    Vik

  9. Nacemos, crecemos y a medida que el tiempo pasa, vamos pasando muchas etapadas, sufrimientos, gozo, tristeza,desesperanza,angustia. Cuando todo lo que nos causa el no ser felices logramos sobre pasarlo, utilizando nuestro coraje interno y nuestra fuerza de voluntad, con una vision de triunfo y enfoque a no desmallar hasta lograrlo, es alli donde vemos y nos damos cuenta del poder que tenemos, y que hay un ser supremo que nunca nos abandona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.